El juego de hoy es un sector más vivo que nunca, lleno de perspectivas y opciones que pueden satisfacer todos los gustos posibles e imaginables. Empezamos con grandes clásicos como el póquer o las tragaperras, obviamente disponibles en clave digital, hasta nuevos modos multijugador como BattleRoyale: un verdadero fenómeno de masas.

Estos fenómenos, por otra parte, parecen destinados a cosechar un éxito aún mayor durante el año que acaba de comenzar: después de haber sentado las bases en los últimos años, se preparan ahora para conquistar una cuota de mercado cada vez mayor. Por eso vale la pena ir y descubrirlos en detalle, para entender cuáles son sus principales características y las opiniones casino.

 

Hoy en día el casino juega en Internet

Los casinos online no son tan recientes, pero la revolución de la alta tecnología de los últimos tiempos ha cambiado radicalmente su cara: en resumen, si se tienen en cuenta los casinos online de hoy en día, se enfrentan a portales completamente diferentes de los de hace poco tiempo. Algunos de ellos, como LeoVegas, permiten jugar a los grandes clásicos de los juegos de azar, como las tragaperras online, pero también a otras nuevas características, como los juegos en vivo.

Estas plataformas digitales pueden contar con una variedad y surtido en términos de software verdaderamente asombroso. Hay muchas alternativas disponibles, y están todas las versiones de los juegos: basta pensar en la ruleta francesa, o Texas Hold’Em.

Hay que decir que el uso de estas plataformas es muy sencillo, ya que sólo tienes que registrarte (de forma gratuita) y luego realizar un depósito: para ello, tienes que seleccionar el juego que prefieras, divertirte, intentar ganar y luego cobrar tu parte. En otras palabras, estamos hablando de casinos reales a los que se puede acceder desde casa, cómodamente y sin pérdida de tiempo.

 

La tendencia de BattleRoyale y el todos contra todos

El atractivo de los juegos multijugador alcanza sus niveles más altos cuando se enfrentan equipos enteros de jugadores en desafíos sedientos de sangre. Hoy, de hecho, con medios como el BattleRoyale, cuyo nombre deriva de la película del mismo nombre, se ha añadido más encanto y competitividad a la cuestión.

¿De qué se trata esto? Cientos de jugadores son capturados y transportados a un enorme mapa, con el objetivo de sobrevivir hasta que sólo quede uno: un poco como en las películas del calibre de Highlander, o los últimos HungerGames. Cada nivel incluye una misión táctica, de búsqueda de recursos y de enfrentamientos más o menos abiertos: sólo aquellos que consiguen combinar todos estos aspectos tienen la oportunidad de derrotar a otros y ganar el codiciado premio final (la gloria y varias bonificaciones desbloqueables). Hoy en día hay ejemplos de juegos que explotan este sistema con ingenio: basta pensar en nuevos hitos del gran éxito como Fortnite y otros videojuegos como el famoso PUBG (PlayerUnknown’sBattlegrounds). Ahora incluso un clásico como Call of Duty tiene un modo BattleRoyale, disponible gracias al mapa Blackout.